Proveedores
Inicio >> Además ofrecemos >> Proveedores
Visitas 77
Valoración: 5/5
 

¿Cómo valoramos de nuestros proveedores?

En el proceso de satisfacer las necesidades de sus clientes, toda organización cuenta con un eslabón clave conformado por el conjunto de proveedores: si ellos fallan en suministrar productos y/o servicios que cumplan con lo requerido (especificaciones técnicas, plazos de entrega, cantidades, etc.) ocasionarán inconvenientes que se verán reflejados en las prestaciones finales al cliente.

Por eso el COLEGIO SALESIANO SAN FRANCISCO DE SALES evalúa a todos sus proveedores una vez año. Los criterios a tener en cuenta a la hora de evaluar el desempeño de un proveedor o de establecer el procedimiento a seguir para seleccionarlo se refieren tanto a aspectos técnicos, como a aspectos comerciales, y de gestión.

La incorporación a nuestra cartera de proveedores se efectuará tal y como se recoge en nuestro proceso de calidad, homologándolos, según proceda, por: “Histórico”, “Calidad” y “A Prueba” teniendo muy en cuenta los siguientes ítems:

  • Calidad: es el principal criterio de evaluación de un proveedor. Tiene que ver con el estado del producto y con la correspondencia entre lo que se pide y lo que llega y cómo llega a manos de la empresa solicitante. Sin perder de vista también la relación calidad-precio, pudiendo incluso incluir en su comparativa “marcas blancas”. Así mismo, es importante para nosotros que nuestros proveedores estén Certificados y así lo puedan acreditar.
  • Fiabilidad de plazos: se refiere al grado de cumplimiento del proveedor a la hora de la entrega de los artículos. Los incumplimientos y las demoras suelen ser las principales causas para el cambio de proveedores.
  • Flexibilidad: además de la fiabilidad y la puntualidad, al proveedor se le suele evaluar por su capacidad de adaptarse a las necesidades del centro. Esto no quiere decir que trabaje exclusivamente en función de ellas; simplemente, que tenga en cuenta algunas dinámicas o condicionantes que pueden surgir, e implemente medidas adaptadas para atender lo solicitado.
  • Información: este criterio apunta a todo aquello que rodea la acción misma del suministro. Por ejemplo, las facturas, la calidad de las ofertas, los datos que acompañan a los suministros, entre otros muchos.
  • Competitividad: del mismo modo, la empresa debe evaluar el lugar que ocupa el proveedor en el sector en el que opera. Para ello, no sólo se debe ponderar la relación producto-precio, sino, sobre todo, la calidad de las materias.
  • Servicio postventa y atención al cliente. Las garantías y el servicio post-venta, o atención al cliente, son imprescindibles ya que en un centro educativo la resolución de cualquier incidencia de manera correcta y a tiempo son determinantes para la satisfacción del cliente.

Además de todo esto, se suelen tener en cuenta otros criterios, de segundo orden en importancia, pero que pueden ayudarnos a decantarnos por un proveedor en caso de duda:

  • Cercanía, referencias positivas, facilidad en la interlocución y muy importante la experiencia en el sector educativo.
Política de Privacidad